Últimas recetas

Receta de almejas en sidra de manzana

Receta de almejas en sidra de manzana


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

  • Recetas
  • Tipo de plato
  • Entrantes
  • Entrantes de mariscos

Me encantan las almejas y siempre aprovecho para hacerlas cuando es temporada. No hace falta una sidra cara, una buena básica quedará deliciosa con esta receta rápida y fácil.

¡Sé el primero en hacer esto!

IngredientesPara 4 personas

  • 500g de almejas
  • 1 bouquet garni (perejil, tomillo y laurel)
  • 250ml de sidra de manzana seca

MétodoPreparación: 5min ›Cocción: 5min› Listo en: 10min

  1. Enjuague las almejas y colóquelas en una cacerola mediana. Agregue el ramo de garni y la sidra y cocine a fuego alto, tapado, durante 5 minutos (¡asegúrese de que no se derrame!). Retírelo del calor. Las almejas deben abrirse todas, desechar las que no estén abiertas.

Visto recientemente

Reseñas y calificacionesCalificación global promedio:(0)

Reseñas en inglés (0)


Recetas

1 libra de chorizo ​​semicurado (recomendamos Gem Chorizos)
1 cucharada de aceite de oliva
1 cebolla mediana, finamente rebanada
Aproximadamente 1 taza de sidra vasca *
1/2 hoja de laurel pequeña
Hojuelas de pimiento rojo al gusto
Baguette crujiente u otro pan para mojar

Corta el chorizo ​​en trozos de 1 a 2 pulgadas. Caliente el aceite de oliva a fuego medio en una sartén profunda que pueda contener el chorizo. Saltee las cebollas a fuego lento hasta que estén doradas y caramelizadas, aproximadamente 15 minutos. Agregue el chorizo ​​y dore ligeramente por todas partes (2-3 minutos). Escurre TODA la grasa de la sartén. Agregue suficiente sidra para que llegue aproximadamente a la mitad del chorizo. Hervirlo. Agregue la hoja de laurel y las hojuelas de pimiento rojo, reduzca el fuego a bajo y cocine a fuego lento, tapado, dando vuelta al chorizo ​​varias veces, hasta que estén bien cocidos (20-25 minutos).

La sidra vasca no es la típica sidra de manzana. Se elabora como vino en lugar de cerveza y tradicionalmente se vierte desde lo alto para darle una efervescencia natural. Es muy seco y nada dulce. ¡Pasa por una botella y experimenta algo nuevo!

Filete de Flanco a la Parrilla Marinado en Condimento de Pinchos

Filete de flanco de 1-2 libras
2 cucharadas de aceite de oliva
1 botella de Orangina (disponible en el mercado vasco)
1 Paquete de Pinchos al grill (Disponible en El Mercado Vasco)
Hojuelas de pimiento rojo al gusto
Bolsa ziplock

En la bolsa con cierre hermético, combinado Flank Steak, aceite de oliva, Orangina, condimento Pinchos al Grill, hojuelas de pimiento rojo.

Deje marinar hasta por 24 horas y luego cocine a la parrilla a su gusto.

Peras en salsa de vino

Prepárate con un día de anticipación.

2 tazas de agua 4 peras, peladas pero sin corazón
1/2 taza de azúcar 2 rodajas de limón
3/4 taza de vino tinto 2 ramas de canela

En una cacerola, mezcle bien el azúcar y el agua. Llevar a ebullición y añadir el limón, la canela y las peras. Tape y cocine a fuego lento durante 10 minutos. Agregue el vino y cocine a fuego lento otros 5-8 minutos o hasta que las peras estén tiernas. Retire las peras y reduzca la salsa hasta que esté un poco espesa y parecida a un almíbar. Regrese las peras a la salsa y déjelas reposar durante la noche a temperatura ambiente. Para servir el corazón de las peras, córtelas en rodajas y colóquelas en un plato de postre. Adorne con una rodaja de limón y vierta un poco de almíbar. Para 4 personas

Ensalada de tomate

Prueba esta receta de ensalada que combina uno de nuestros nuevos vinagres favoritos, Torres Cabernet Sauvignon, y atún gourmet Conservas de Cambodas en aceite de oliva. Para conocer los precios de los productos, consulte nuestro catálogo.

6 tomates medianos cortados en gajos
1 cebolla morada pequeña cortada en juliana
1 lata de 4 oz de atún Conservas de Cambados en aceite de oliva
1/8 taza de vinagre Torres Cabernet Sauvignon

Mezcle suavemente los tomates y las cebollas con el atún en su aceite de oliva en un tazón. Disponer en una fuente y rociar con vinagre. Sal y pimienta para probar.

Coles de Bruselas asadas en mostaza de Espelette

¡Compra esta mostaza con pimiento de Espelette en The Basque Market (cuando esté disponible) y prepara estas deliciosas coles de Bruselas asadas con un toque de mostaza!

Coles de Bruselas asadas en salsa de mostaza y pimienta de Espelette

2 cucharadas Aceite de oliva virgen extra & # 8211 calentado en sartén
1/2 & # 8211 1 libra de coles de Bruselas
4 dientes de ajo y # 8211 picados
1 C.Vino blanco seco
3 cucharadas Mostaza Pimienta De Espelette
1/2 taza de nata
1 pizca de azúcar
Sal y pimienta para probar

Caliente el aceite de oliva en una sartén a fuego medio. Agregue las coles de Bruselas y saltee durante 5 minutos.
Agregue el ajo y el vino. Reducir en 1/4. Retire los brotes y reserve.
Agrega Mostaza, Nata, Azúcar y sal y pimienta al gusto. Batir los ingredientes y reducir en otro 1/4. Vuelva a colocar las coles de Bruselas en la sartén y cúbralas.

Sirva como acompañamiento salado para cualquier cena.

Paella Mixta

1/8 taza de aceite de oliva
1 cebolla mediana & # 8211 cortada en cubitos
3 dientes de ajo picados o picados
1/2 taza de pimiento verde y n. ° 8211 en cubitos
1 cucharada de pimentón ahumado
1/2 taza de vino blanco
Sal
1/4 taza de pimientos y # 8211 cortados en cubitos
1 taza de verduras
1-2 c carne precocida (chorizo, jamón serrano, pollo, usa tu imaginación)
1 libra de mariscos (camarones, mejillones, almejas, bacalao)
Si son mejillones hembras, córtelos también para que se sientan mejor consigo mismos.
2 tazas de arroz (arroz de Valencia & # 8230, vendemos aquí en el mercado)
6-7 tazas de caldo de pollo a fuego lento
8-10 hebras de azafrán

Caliente el caldo con azafrán en el fuego trasero a fuego lento.

En una paellera (paellera) para 8 personas, caliente el aceite y sofría la cebolla a fuego medio hasta que esté dorada (unos 10 min). Agregue la carne y los pimientos y saltee hasta que la carne esté completamente caliente. Agregue el ajo y el pimentón ahumado, revuelva durante 1 minuto. Agregue el arroz y mezcle hasta que todos los granos estén cubiertos. Agregue el vino y hierva hasta que esté casi seco. Agregue 6 tazas de caldo, revuelva y cocine a fuego lento. Deje que hierva a fuego lento durante unos 10 minutos. Coloque mariscos en el arroz y cubra con pimientos y verduras. Deje que hierva a fuego lento durante unos 10 minutos más, agregando caldo adicional si el arroz se seca antes de que esté bien cocido. Cocine a fuego lento hasta que se haya absorbido todo el caldo y el arroz esté tierno. Retirar del fuego y dejar reposar la paella durante 10 minutos antes de servir. Sirve de 8 a 10 personas.

Al ajustar por más o menos porciones, generalmente puede calcular alrededor de 4 personas por cada taza de arroz crudo, y casi 3 veces la cantidad de caldo que el arroz. Si tapa la paella y la coloca en el horno para que se cocine, deberá reducir la cantidad de caldo a 2 veces la cantidad de arroz. Cuando una paella se cocina completamente en la estufa, se pierde una buena cantidad de líquido en el caldo por evaporación, lo que aumenta la intensidad del caldo y, por lo tanto, de la paella.


Receta de sidra y mariscos para mejillones y almejas con tocino

Sidra y mariscos funciona al menos tan bien como el pescado y el vino blanco y, a menudo, se puede utilizar en su lugar. Esta receta de sidra y mariscos se basa libremente en moules à la normande, pero usa una sidra semiseca para equilibrar la dulzura de la crema. Las almejas y el tocino le dan un toque portugués. Para devolverlo al original, déjelos afuera y use un cidre bouché.

¡Muéstranos tus mejillones! Foto de Clinton y Charles Roberts

Mejillones y almejas con tocino

Preparación: 5-10 minutos para limpiar las conchas más otros 5 minutos.
Cocinando: 20 minutos.

Ingredientes

1,5 kg de mejillones
500g de almejas
250ml de sidra seca mediana
20 g de mantequilla sin sal
150 g de tocino ahumado o panceta
2 puerros
75ml de crema fresca (o crema doble si lo prefiere)
2 cucharaditas de mostaza de Dijon
125 g de samphire
1 hoja de laurel
1 puñado de perejil de hoja plana picado

Derretir la mantequilla en una sartén. Agrega los lardons y dóralos. Cortar el puerro a lo largo y lavarlo. Córtalo de nuevo en trozos de unos 2,5 cm (1 pulgada) de largo. Agrega los puerros, las chalotas picadas, la hoja de laurel y la mitad del perejil a la olla.

Revuelva, cubra y sude a fuego lento hasta que los puerros y chalotes estén suaves pero no dorados, durante cinco a 10 minutos. Sube el fuego y agrega la sidra, los mejillones, las almejas y el samphire. Tape y cocine de tres a cinco minutos, hasta que los mariscos se hayan abierto, agitando la sartén de vez en cuando.

Mientras tanto, combine la crema y la mostaza de Dijon. Saca los mariscos y mantenlos en guerra. Retire y deseche los que no se hayan abierto. Vierta la crema fresca y la mostaza en la salsa y revuelva todo.

Reducirlo en un tercio. Regrese los mariscos a la salsa y dele un chasquido a todo. Luego sirva los mariscos y la salsa en tazones, esparcidos con el perejil restante.

Puedes acompañar esto con más de la misma sidra y un poco de pan crujiente.

1) Limpiar los mariscos y los puerros. Picar los puerros, las chalotas y el perejil.
2) Freír los lardons en la mantequilla hasta que se doren a fuego lento.
3) Añadir los puerros picados, las chalotas, el laurel y la mitad del perejil. Cúbralos y sudérelos hasta que los puerros estén blandos pero no dorados (5-10 minutos). Agítelos de vez en cuando.
4) Sube el fuego. Agrega la sidra, los mejillones y las almejas. Revuélvelos. Cúbralos y cocínelos hasta que los mariscos se abran. (3-5 minutos).
5) Sácalos de la olla. Deseche los que no se abran por sí mismos. Mantenga el resto caliente.
6) Combine la crema y la mostaza y mézclelo con la salsa.
7) Regrese los mariscos a la olla y revuélvalos.
8) Sírvelo en platos hondos esparcidos con el perejil restante.

Consejos de sidra y mariscos

Cómo almacenar mariscos frescos

Podrías usar congelados pero lo ideal es comprar tus mariscos frescos. Es mejor comerlos el día que los compra. Sin embargo, puede almacenar mariscos frescos durante 24 horas en la bandeja de ensaladas de su refrigerador. Cúbralos con un paño de té húmedo o algas y manténgalos a 2oC. Use agua de mar o agua dulce con una cucharada de sal agregada por cada litro de agua dulce que los matará.

Remojar las almejas en agua fría también con una cucharada de sal por litro, para quitarles arena y gravilla. Quite la barba de los mejillones tirando de los hilos que emergen de entre las conchas y raspe los percebes. Cuando esté listo para cocinarlos, lave los mejillones y las almejas en agua fría.

¿Abierto o cerrado? & # 8212 la regla de oro

La regla firme es desechar los mejillones o almejas que estén abiertos cuando los esté preparando y quitar los que aún estén cerrados cuando estén cocidos.

Más información sobre la sidra y el marisco

La Marine Conservation Society & # 8217s Good Fish Guide está diseñada para ayudarlo a tomar las decisiones correctas sobre productos del mar sostenibles.


Cómo cocinar almejas

Para obtener almejas al vapor perfectas, siga esta sencilla guía paso a paso.

El método de vapor para cocinar almejas es excelente para cocinar variedades de almejas de tamaño pequeño a mediano.

1. Para cocinar almejas al vapor, necesitará al menos 1 libra de almejas, 1/4 taza de vino blanco, 1 cucharadita de ajo picado y 1 cucharada de mantequilla. Apostamos por el uso de almejas de cuello pequeño para ilustrar cómo cocinarlas al vapor.

Cocinar almejas ya limpias con este método llevará de 3 a 4 minutos.

2. Precaliente una cacerola grande a fuego medio. Derrita la mantequilla en la cacerola y agregue el ajo. Cocina el ajo hasta que adquiera un color tostado. Ten cuidado de no quemar el ajo. Si el ajo está demasiado cocido o quemado, deseche tanto la grasa como el ajo, luego limpie la sartén y comience de nuevo.

3. Vierta las almejas en la cacerola. No agregue demasiadas almejas a la sartén a la vez. Si las almejas se apilan una encima de la otra, el peso de las otras almejas dificultará la apertura de las almejas de la parte inferior. Con este método, solo debes cocinar suficientes almejas para cubrir el fondo de la sartén. Revuelva las almejas en la mantequilla de ajo hasta que las cáscaras estén cubiertas, esto distribuirá uniformemente el calor dentro de las cáscaras.

4. Una vez que se hayan cubierto las almejas, agregue aproximadamente 1/4 de taza de vino por docena de almejas. Esto crea el vapor necesario para abrir las conchas. También disminuirá el calor general dentro de la sartén. Cubra las almejas con una tapa; las almejas recibirán calor de manera uniforme por todos los lados.

5. Después de unos 4 minutos, retire la tapa. La mayoría, si no todas, las almejas deben estar abiertas. Las almejas, a diferencia de los mejillones, solo se abren cuando están completamente cocidas. Si algunas de las almejas no se han abierto, es porque no se cocinaron lo suficiente o están malas y deben desecharse. Tenga cuidado de no cocinar las almejas por mucho tiempo o se pondrán duras.

6. Cuando las almejas se abren, liberan su jugo natural. Este jugo se usa a menudo como base para artículos como la sopa de almejas. Recomendamos servir las almejas en su jugo y acompañar el plato con rebanadas de pan fresco para absorber los jugos. Las almejas al vapor también se pueden servir sobre pasta.


Preparación de recetas

Prepara la salsa macha (instrucciones a continuación).

Cepille las conchas de almejas limpias con agua fría. Enjuagar bien y escurrir en un colador. Golpee las almejas para asegurarse de que cierren bien. Deseche las almejas que no se cierren al golpearlas.

Caliente 2 cucharadas de aceite de la salsa macha en una olla pesada de tamaño mediano a grande (de 4 a 6 cuartos de galón), como un horno holandés, a fuego medio alto. Agregue la salsa Frontera y cocine, revolviendo, hasta que hierva rápidamente, aproximadamente 2 minutos. Agregue el caldo, Modelo Negra y 3 cucharadas de los sólidos de chile de la salsa macha. Caliente hasta que hierva, luego pruebe y agregue sal al gusto. (La receta se puede preparar con varias horas de anticipación y refrigerar).

Sazone la mayonesa agregando algunos de los sólidos de la salsa macha.

Justo antes de servir, caliente la mezcla de caldo hasta que hierva. Agrega las almejas a la olla. Reduzca el fuego a medio y tape bien la olla. Cocine hasta que las almejas comiencen a abrirse, generalmente entre 5 y 8 minutos.

Transfiera las almejas a 4 tazones para servir. Pruebe los jugos de la sartén y ajuste el condimento con más salsa macha y sal al gusto. Vierta la mezcla uniformemente sobre las almejas. Espolvorea con cilantro. Pase la mayonesa picante para colocar encima de las almejas. Use pan para disfrutar de los jugos de la sartén.


Cabello de ángel con almejas

Deseche las almejas que estén rotas o que no se cierren con abrazaderas al golpearlas. En una cacerola grande, caliente el aceite y los dientes de ajo a fuego moderado. Cocine hasta que el ajo comience a chisporrotear. Agregue las almejas, el vino blanco, el perejil, las hojuelas de pimiento rojo y la sal. Cubra y deje hervir a fuego alto. Cocine, agitando la sartén de vez en cuando, solo hasta que las almejas comiencen a abrirse, aproximadamente 3 minutos. Retire las almejas abiertas y continúe cocinando, destapando la olla según sea necesario para quitar las almejas tan pronto como se abran las conchas. Deseche las almejas que no se abran. Retire 4 almejas para decorar. Cuando esté lo suficientemente frío para manipular, retire las almejas restantes de sus conchas, sosteniéndolas sobre la sartén para atrapar todos los jugos. Corta las almejas sin cáscara por la mitad. Vierta el caldo a través de un colador forrado con una toalla de papel en una olla grande. En una olla grande con agua hirviendo con sal, cocine la pasta de cabello de ángel hasta que esté lista, aproximadamente 3 minutos. Drenar. Agregue la mantequilla al líquido de cocción de almejas reservado. Llevar a ebullición a fuego moderado. Agregue la pasta de cabello de ángel y cocine a fuego lento, revolviendo, durante dos minutos. Pruebe y agregue sal si es necesario. Retire la olla del fuego, agregue las almejas y mezcle. Sirve, adornado con las 4 almejas reservadas.

Limpieza de almejas frescas

Las conchas de almejas albergan mucha arena y siempre deben fregarse. Primero, deseche los que estén rotos o que no se cierren al tocarlos. Las almejas también pueden tener algo de arena dentro de la cáscara. Si se van a cocinar en un líquido que se pueda colar, como en esta receta, no es necesario un remojo previo para purgarlos de arena. Sin embargo, si las almejas se van a cocinar directamente en la salsa, primero se deben remojar en agua con sal (un puñado de sal por cada litro de agua). Agrega las almejas y déjalas en remojo de una a dos horas. Se abrirán un poco y soltarán su arena.

Emparejamiento de vino

Elija un vino blanco ligero, fresco y refrescante de una zona costera de Italia, como Verdicchio de la región de Marches o Pinot Bianco de la región de Veneto. Busque una versión joven de cualquiera de estos vinos.


1 ingrediente, 4 recetas rápidas: Sandía

Nuestro equipo está dedicado a encontrar y contarle más sobre los productos y ofertas que amamos. Si también los ama y decide comprar a través de los enlaces a continuación, es posible que recibamos una comisión. Los precios y la disponibilidad están sujetos a cambios.

Adriana Urbina es una colaboradora de cocina de In The Know. Sígala en Instagram y visite su sitio web para obtener más información.

Si bien probablemente ya se esté preparando para comer mucha sandía y fruta este verano, sepa que hay una buena razón para mantener la obsesión del melón: la sandía tiene una variedad de propiedades beneficiosas, como su gran cantidad de agua y fibra, además de la cáscara. y las semillas tienen una cantidad sorprendentemente grande de beneficios para la salud. Lo más probable es que, cuando comas sandía, te la comas hasta que llegues a la cáscara verde y luego la tires. ¡Pero también puedes comer la cáscara y las semillas de la sandía! Al hacerlo, puede reducir el desperdicio y al mismo tiempo crear recetas más deliciosas para su semana.

Por ejemplo, la cáscara de sandía en escabeche casera adquiere un sabor agrio y una textura crujiente similar a los pepinos en escabeche. ¡Me encanta agregarlo a una tabla de embutidos, ensaladas o comerlo directamente del frasco! El crumble de semillas de sandía, por otro lado, es ideal para espolvorear en ensaladas, batidos y proteínas del desayuno, ya que son una fuente rica de vitaminas, proteínas y ácidos grasos omega-3 y omega-6.

Hoy, les traigo cuatro recetas deliciosas y nutritivas que agregarán a su rotación semanal: semillas / polvo de sandía tostadas, cáscaras de sandía en escabeche, vinagreta de sandía y ensalada de sandía con chile lima y queso cotija.


John Dory escalfado en un caldo de sidra de manzana

A veces, las últimas tendencias en la cocina no son necesariamente las mejores. El caldo de la corte es una técnica francesa tan antigua que casi se ha olvidado, pero no se puede superar por agregar sabor.

Un caldo de la corte es un caldo de preparación rápida. Si ha comido salmón escalfado, probablemente esté familiarizado con la idea. Pruebe un pescado cocido en agua y otro escalfado en un líquido mejorado con vino y hierbas y se dará cuenta de la diferencia de inmediato.

Pero existe una amplia gama de posibles preparaciones que involucran caldos de corte que usan otros alimentos, desde carne de res hasta verduras.

Hacer un caldo de la corte es fácil, es solo un caldo rápido mejorado por algún tipo de acidez refrescante. Cocine a fuego lento cebollas en rodajas, zanahorias, granos de pimienta y hierbas frescas durante 10 o 15 minutos, agregue una dosis saludable de vino blanco fuerte y tendrá un hermoso medio de cocción, no solo para el salmón escalfado con frecuencia, sino también para el pescado magro.

Puedes improvisar a partir de ahí. Pruebe un caldo de hinojo (agua o caldo de pescado con hinojo, vino y, si está a mano, hierbas frescas) para cocinar lubina, bacalao y lenguado.

Aléjese del borde clásico y cueza el pescado en una combinación de sidra de manzana, cebolla y canela. Los camarones adquieren un sabor brillante cuando el líquido de la caza furtiva se infunde con chiles frescos.

Reemplace el pescado con pechuga de pollo y agregue muchas especias reveladoras: anís, pimienta de Jamaica, curry y mucha acidez.

El líquido de la caza furtiva no solo da sabor, sino que también absorbe algo de lo que se esté cocinando en él, convirtiéndose en un caldo fortificado que se puede refrigerar o congelar para su uso posterior en sopas y salsas. O puede reducir el líquido de cocción de inmediato para hacer una salsa rápida para lo que ha cocinado.

La caza furtiva también es una de las formas más suaves de cocinar. Tienes que trabajar duro para cocinar demasiado hasta el pescado más delicado.

Finalmente, escalfar en el caldo de la corte es una forma sabrosa de cocinar sin agregar calorías (a menos que, por supuesto, emulsione mucha mantequilla en el líquido reducido para obtener una salsa, algo que recomendamos con entusiasmo).

Parece casi inmoral hervir filet mignon, pero escalfado en caldo de res fresco con raíz de apio y puerros, limón y cilantro, es una revelación de sabor y ternura que se derrite. Use mucho caldo como salsa (agregue mantequilla o aceite de oliva al final para componer un elegante "estofado") y cuele lo que queda de este caldo de la corte para obtener un caldo de carne increíble y fortificado.

¿Y por qué hervir verduras en agua con sal cuando puedes escalfarlas en algo que es delicioso en sí mismo: un caldo ligero de verduras o pollo lleno de hierbas frescas? Las verduras que se servirán frías se realzan particularmente si se cocinan en un caldo rápido. Simplemente no agregue ninguna acidez, las verduras verdes se volverán marrones.

Como ocurre con todas las técnicas básicas, las cuestiones de delicadeza marcan la diferencia:

* Dado que la mayoría de los caldos de la corte se distinguen por su acidez, debe agregarse justo antes de cocinar el elemento principal para mantener la frescura del sabor.

* Primero saltee o sude las verduras aromatizantes para realzar su sabor.

* Siempre cuele y reserve cualquiera de este valioso líquido de cocción para su uso posterior.

Aquí, como en todos los asuntos de la estufa, reducir un método a lo básico deja al descubierto los principios subyacentes (en este caso, infundir a los alimentos el sabor del medio de cocción) y libera su imaginación para explorar lo que es posible.


Glaseado de sidra de manzana y mostaza

Este glaseado amplifica el sabor a sidra de manzana del Salmuera de sidra de manzana especiada y agrega un toque salado con ajo y mostaza de Dijon.

2 tazas de sidra de manzana sin azúcar, reducida a ¼ de taza
2 cucharadas de mantequilla sin sal, temperatura ambiente
2 cucharaditas de mostaza de Dijon
4 dientes de ajo, pelados y picados
¼ de cucharadita de sal marina fina
¼ de cucharadita de pimienta negra recién molida

  1. En una cacerola pequeña, reduzca la sidra de manzana a ¼ de taza.
  2. Retire del fuego y agregue la mantequilla, la mostaza, el ajo, la sal y la pimienta.
  3. Enfriar, tapar y refrigerar hasta que se necesite.
  4. Caliente antes de usar y proceda como se indica arriba.

Cookin & # 8217 con gas (inspiración de la web)

Copyright 2011 Susan S. Bradley. Reservados todos los derechos.

Acerca de Susan S. Bradley

Cocinero intrépido, escritor gastronómico, instructor culinario, creador del blog LunaCafe, autor de Pacific Northwest Palate: Four Seasons of Great Cooking y ex director de la Northwest Culinary Academy.


Ostras con vinagre de sidra de manzana

Solo los holandeses de Pensilvania pensarían en comer ostras con vinagre de sidra de manzana. Este era el aperitivo favorito de mi abuelo antes de la cena de Acción de Gracias. Aparentemente, en el pasado, un hombre conducía por la ciudad vendiendo ostras frescas de su camión cuando estaban en temporada. A mi madre le encantaban las ostras hechas de esta manera. En realidad, no es tan inusual servir ostras con vinagre. Hay una salsa francesa a base de vinagre llamada mignonette que se usa a menudo con ostras crudas, pero nunca he visto una versión con vinagre de sidra de manzana, que era el vinagre holandés de PA preferido para todo. Los cócteles de ostras hechos de esta manera son un aperitivo de mariscos rápido y fácil para cualquier ocasión.

Ingredientes

Pele las ostras, manteniendo la ostra y los jugos en la mitad de la concha. Coloque 6 conchas en cada plato para servir. Rocíe cada ostra con aproximadamente 1/2 cucharadita de vinagre, más o menos según el gusto. Condimentar con sal y pimienta. Servir inmediatamente.

Notas: En realidad, mi abuelo nunca fue tan elegante. Simplemente colocó las ostras y los jugos en un tazón pequeño, agregando el vinagre, la sal y la pimienta. Mi madre solía comprar ostras sin cáscara y hacía lo mismo. Hoy en día hay que tener mucho cuidado al comer ostras o almejas crudas. Asegúrese de comprarlos a un comerciante de pescado de buena reputación. Si no desea comer ostras crudas, sería muy bueno usar ostras escalfadas o asadas solo hasta que estén calientes, pero que aún estén gordas y jugosas.



Comentarios:

  1. Raed

    Muchas gracias por su ayuda en este asunto, ahora no cometeré tal error.

  2. Bari

    ¿No podrías equivocarte?

  3. Ector

    Estas equivocado. Puedo probarlo. Envíeme un correo electrónico a PM, discutiremos.

  4. Corwin

    Bien hecho, me parece que esta es la magnífica idea

  5. Ronell

    En mi opinión, estás equivocado. Vamos a discutir. Envíeme un correo electrónico a PM, hablaremos.



Escribe un mensaje